¡PC Team está regalando 6 PC Tokens GRATIS a las primeras 10,000 personas que se unan a nosotros! Únete a nosotros aquí

Convertirse en un inversor Unirse
Seleccionar página
15 de junio de 2021 por Admin

El creciente problema de la contaminación plástica del océano debido al COVID-19

La pandemia ha tenido un efecto devastador en todos los seres humanos. Aparte de los humanos, la flora y la fauna también han sufrido. Dado que el virus se propaga con mucha facilidad, el equipo de protección personal (EPP) ha desempeñado un papel fundamental en la protección de las personas, en particular los profesionales de primera línea que han estado trabajando día y noche para curar a millones de pacientes. 

Ahora, debido a esto, ha habido un aumento serio en la contaminación plástica del océano que plantea algunos problemas difíciles para aquellos de nosotros que siempre estamos presionando por la preservación y la sostenibilidad del medio ambiente: ¿cómo manejaremos los efectos destructivos de los desechos plásticos generados por Covid-19?

Deterioro del impacto ambiental

máscara en el océano

Inicialmente, el bloqueo global durante la pandemia resultó en un buen impacto ambiental. La reducción del transporte aéreo y por carretera dio como resultado una reducción considerable de las emisiones diarias de CO2 en todo el mundo. Sin embargo, se ha formado un problema insuperable a medida que los gobiernos almacenan artículos de plástico como equipos de protección personal (PPE) para evitar la propagación del virus Covid-19. 

Se ha observado que un número creciente de casas almacena alimentos, que también vienen en envases de plástico de un solo uso. Según la Organización Mundial de la Salud, se requerirán 89 millones de mascarillas médicas cada mes en todo el mundo a medida que continúe la epidemia de coronavirus, junto con 76 millones de guantes de examen y 1.6 millones de gafas protectoras y protectores faciales.

Vida animal y marina en peligro debido a máscaras y guantes de plástico

Desde la pandemia del coronavirus, cada día se han descartado miles de millones de guantes y máscaras protectoras a escala mundial. Según el Fondo Mundial para la Naturaleza, si solo el 1% de los mil millones mascarillas de plastico usados ​​cada mes en las naciones se tiran de manera inapropiada, puede llevar a una acumulación de 10 millones de máscaras plásticas en el medio ambiente, generando una contaminación sin igual.

Ahora, debido a este aumento de la contaminación, las ballenas, los peces, las aves marinas, las tortugas y muchas otras especies están ingiriendo plástico y, como resultado, mueren en grandes cantidades. Se están realizando muchos estudios para investigar el vínculo entre los problemas de salud humana y el consumo de pescado que contiene microplásticos (botellas y otros artículos de un solo uso que se han descompuesto). La basura plástica ha causado estragos en los ecosistemas oceánicos de todo el mundo.

Aumento de residuos a través de kits de EPI

Para combatir la propagación del virus, se requiere que el personal de salud use EPP, y el gobierno ha exigido que todos usen una máscara cada vez que ingresan a lugares públicos. Ahora, con esta regla en vigor, pocas personas eligieron máscaras de tela, pero su utilidad aún es discutible. 

Dado que el consumo de estos productos plásticos a diario, su eliminación no regulada tiene una influencia negativa sobre el medio ambiente. Los desechos peligrosos de EPP se acumulan en vertederos, fondos marinos y mares, lo que contribuye a contaminación plástica actual y poner en peligro la ecología marina. 

El sistema débil sin alternativa

La pandemia mundial ha revelado debilidades críticas en nuestro sistema estructural, una de las cuales ha sido la contaminación plástica durante mucho tiempo. La gestión de este volumen sin precedentes de basura plástica sería un problema para los gobiernos, especialmente para las naciones en desarrollo, que tienen un sistema de gestión de residuos débil e incontrolado que puede poner en peligro aún más la salud de los empleados del sector informal. 

Debido a la falta de una alternativa, la actual crisis pandémica nos ha impedido tomar una decisión consciente. Lo que necesitamos es una planificación informada en muchos niveles y escalas de tiempo. Durante el período de recuperación, el gobierno debe priorizar la sostenibilidad ecológica como una prioridad máxima en la preparación para desastres. Esto implica invertir en un sistema de gestión de residuos eficaz, así como comprometer recursos para la investigación y el desarrollo.

Necesidad de sostenibilidad ambiental y buena gobernanza

Daño ambiental durante covid

Existe la necesidad de estabilidad ambiental y buena gobernanza para combatir el impacto de deterioro que COVID - 19 tiene en el medio ambiente. Algunas de las medidas que deben adoptarse son:

  • Debemos examinar la recuperación pospandémica a través de la lente de la sostenibilidad y la resiliencia ambiental, con proyectos ecológicos incorporados en el paquete de estímulo económico para crear un escenario en el que todos ganen tanto para la reactivación económica como para el crecimiento a largo plazo del país. 
  • Básicamente, se requiere un cambio de comportamiento en el que cada individuo tome una decisión deliberada para evitar el uso de artículos de plástico no reciclables en la vida cotidiana para proteger el medio ambiente y los cuerpos oceánicos.
  • En esta etapa, es vital que el gobierno, en colaboración con expertos y actores del desarrollo, elabore una guía práctica para el uso y eliminación de equipos de protección personal (EPP) en instituciones médicas, industrias, centros comerciales, tiendas y bazares locales. 
  • Para garantizar que se sigan los criterios relacionados con la eliminación de los equipos de protección personal y otros desechos plásticos en todas las instalaciones, es esencial contar con una estructura de control sólida y hacer cumplir la ley, incluidas las autoridades locales. 
  • Los medios de comunicación pueden desempeñar un papel importante en la comunicación de la política y la sensibilización del público. Esta también podría ser una oportunidad de trabajo para que los jóvenes supervisen el proceso de eliminación de basura a nivel de vecindario. 
  • Si bien varias instituciones médicas están quemando EPP obsoletos, es fundamental que estas acciones no generen riesgos en el aire.

Observaciones finales

Con la pandemia aún prevalente en muchas partes del mundo, incluso después del lanzamiento de las diversas vacunas, es hora de que encontremos formas de combatir este problema de contaminación plástica oceánica. El problema está creciendo y no desaparecerá pronto, y en caso de que no encontremos medidas y políticas que utilicen los recursos de manera más efectiva y eliminen el uso de plástico, los cuerpos del océano se contaminarán tanto que todas las criaturas que viven en él. eventualmente se pondrá en peligro.

 

Blogs